El detenido por el caso de los bosques de Jimki seguirá encarcelado

En la tarde del 31 de mayo de 2011 el distrito de la corte de justicia de Shevchenkovsky en Kiev prolongó a dos meses más la estancia en prisión de Denís Sólopov. Durante este periodo, Denís estará en la penitenciaría de Lukianov (Lukianovski CIZO) hasta cuando se decida su extradición a la Federación Rusa.

Hoy los amigos y familiares de Denís, junto con una gran cantidad de defensores de los derechos humanos, han estado esperando todo el día la decisión de la corte. La audiencia estaba fijada para las once de la mañana, pero no comenzó sino hasta las cinco de la tarde, precisamente cuando debía tener lugar la conferencia de prensa llamada “¿Liberará la corte al refugiado Denís Sólopov?”. La defensa de este refugiado político intentó conseguir para éste la liberación. Muchos reconocidos defensores de los derechos humanos y organizaciones sociales manifestaron su apoyo. Sin embargo, a pesar de que después de su llegada a Ucrania Denís se dirigió inmediatamente a los órganos correspondientes para solicitar estatus de refugiado, de que en ningún momento se escondió y, por el contrario, constantemente se presentó en el servicio de migración, hoy se ha decidido continuar su arresto. Como es característico en estos casos, el procurador ni siquiera sabía como actuar y a cuánto tiempo alargar el arresto. Sólo después del receso y de consultarse con la procuradora general, se pudo tomar una decisión al respecto. Las continuas y sistemáticas violaciones al debido proceso no dejan ninguna duda con respecto al carácter político de la investigación contra Denís Sólopov. Además, es muy triste ver cómo la cúpula del poder de Rusia se ha ensañado en demostrar la culpabilidad de este activista social.

Denís Sólopov llegó a Ucrania buscando asilo político, huyendo de las persecusiones que las fuerzas de poder rusas estaban llevando a cabo contra él. Se dirigió a la Comisaría Superior para Refugiados (UBKB OON) en este país para pedir asilo. Después de estudiar el caso de Denís, la UBKB OON lo reconoció como asilado político, pues encontró que las persecuciones en su país de origen responden a motivaciones políticas. Esta no es la primera vez que Ucrania entrega a un refugiado político a los dictadores y países donde reina el autoritarismo. Esta situación provoca una reacción absolutamente negativa en contra de las uniones internacionales.

Anuncios

~ por rusafa en junio 17, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: